Apostamos por un modelo de producción español y de cercanía que reduzca el impacto medioambiental. Somos una marca Slow Fashion que busca motivar a nuestros clientes a comprar ropa de mejor calidad, más duradera y producida de forma sostenible; empleando para ello tejidos producidos respetando el medio ambiente provenientes de ITA, ESP, FRA y UK.